CARTA DE LA TRANSDISCIPLINARIEDAD

CARTA DE LA TRANSDISCIPLINARIEDAD

Convento de Arrábida, noviembre de 1994


Preámbulo

Considerando que:

— La proliferación actual de las disciplinas académicas y no-académicas conducen a un crecimiento exponencial del saber que hace imposible toda mirada global del ser humano.

— Sólo una inteligencia que dé cuenta de la dimensión planetaria de los conflictos actuales podrá hacer frente a la complejidad de nuestro mundo y al desafío contemporáneo de la autodestrucción material y espiritual de nuestra especie.

— La vida está seriamente amenazada por una tecnociencia triunfante, que sólo obedece a la lógica horrorosa de la eficacia por la eficacia.

— La ruptura contemporánea entre un saber cada vez más acumulativo y un ser interior cada vez más empobrecido conduce a un ascenso de un nuevo oscurantismo, cuyas consecuencias en el plano individual y social son incalculables.

— El crecimiento de los saberes, sin precedente en la historia, aumenta la desigualdad entre aquellos que los poseen y los que carecen de ellos, engendrando así desigualdades crecientes en el seno de los pueblos y entre las naciones de nuestro planeta.

— Al mismo tiempo que todos los desafíos enunciados tienen su contraparte de esperanza y que el crecimiento extraordinario de los saberes puede conducir, a largo plazo, a una mutación comparable al pasaje de los homínidos a la especie humana.

Considerando lo que precede, los participantes del Primer Congreso Mundial de Transdisciplinariedad (Convento de Arrábida, Portugal, 2 a 7 de noviembre de 1994) adoptan la presente Carta como un conjunto de principios fundamentales de la comunidad de espíritus transdisciplinarios, constituyendo un contrato moral que todo signatario de esta Carta hace consigo mismo, fuera de toda coacción jurídica e institucional.

Artículo 1. Toda tentativa de reducir al ser humano a una definición y de disolverlo en estructuras formales, cualesquiera que sean, es incompatible con la visión transdisciplinaria.

Artículo 2. El reconocimiento de la existencia de diferentes niveles de realidad, regidos por diferentes lógicas, es inherente a la actitud transdisciplinaria. Toda tentativa de reducir la realidad a un solo nivel, regido por una única lógica, no se sitúa en el campo de la transdisciplinariedad.

Artículo 3. La transdisciplinariedad es complementaria al enfoque disciplinario; hace emerger de la confrontación de las disciplinas nuevos datos que las articulan entre sí, y nos ofrece una nueva visión de la naturaleza y de la realidad. La transdisciplinariedad no busca el dominio de muchas disciplinas, sino la apertura de todas las disciplinas a aquellos que las atraviesan y las trascienden.

Artículo 4. La clave de la bóveda de la transdisciplinariedad reside en la unificación semántica y operativa de las acepciones a través y más allá de las disciplinas. Ello presupone una racionalidad abierta, a través de una nueva mirada sobre la relatividad de las nociones de «definición» y «objetividad». El formalismo excesivo, la absolutización de la objetividad, que comporta la exclusión del sujeto, conducen al empobrecimiento.

Artículo 5. La visión transdisciplinaria es decididamente abierta en la medida que ella trasciende el dominio de las ciencias exactas por su diálogo y su reconciliación, no solamente con las ciencias humanas sino también con el arte, la literatura, la poesía y la experiencia interior.

Artículo 6. En relación a la interdisciplinariedad y a la multidisciplinariedad, la transdisciplinariedad es multirreferencial y multidimensional. Tomando en cuenta las concepciones de tiempo y de historia, la transdisciplinariedad no excluye la existencia de un horizonte transhistórico.

Artículo 7. La transdisciplinariedad no constituye una nueva religión, ni una nueva filosofía, ni una nueva metafísica, ni una ciencia de las ciencias.

Artículo 8.La dignidad del ser humano es también de orden cósmico y planetario. La operación del ser humano sobre la Tierra es una de las etapas de la historia del universo. El reconocimiento de la Tierra como patria es uno de los imperativos de la transdisciplinariedad. Todo ser humano tiene derecho a una nacionalidad, pero, a título de habitante de la Tierra, él es al mismo tiempo un ser transnacional. El reconocimiento por el derecho internacional de la doble pertenencia –a una nación y a la Tierra– constituye uno de los objetivos de la investigación transdisciplinaria.

Artículo 9. La transdisciplinariedad conduce a una actitud abierta hacia los mitos y las religiones y hacia quienes los respetan en un espíritu transdisciplinario.

Artículo 10. No hay un lugar cultural privilegiado desde donde se pueda juzgar a las otras culturas. El enfoque transdisciplinario es en sí mismo transcultural.

Artículo 11. Una educación auténtica no puede privilegiar la abstracción en el conocimiento. Debe enseñar a contextualizar, concretar y globalizar. La educación transdisciplinaria reevalúa el rol de la intuición, del imaginario, de la sensibilidad y del cuerpo en la transmisión de los conocimientos.

Artículo 12. La elaboración de una economía transdisciplinaria está fundada sobre el postulado de que la economía debe estar al servicio del ser humano y no a la inversa.

Artículo 13. La ética transdisciplinaria rechaza toda actitud que niegue el diálogo y la discusión, cualquiera sea su origen, ideológico, cientista, religioso, económico, político, filosófico. El saber compartido debería conducir a una comprensión compartida, fundada sobre el respeto absoluto de las alteridades unidas por la vida común sobre una sola y misma Tierra.

Artículo 14. Rigor, apertura y tolerancia son las características fundamentales de la actitud y visión transdisciplinaria. El rigor en la argumentación, que toma en cuenta todas las cuestiones, es la mejor protección respecto de las desviaciones posibles. La apertura incluye la aceptación de lo desconocido, de lo inesperado y de lo imprevisible. La tolerancia es el reconocimiento del derecho a las ideas y verdades contrarias a las nuestras.

Artículo final. La presente Carta de la Transdisciplinariedad es adoptada por los participantes del Primer Congreso de la Transdisciplinariedad, no valiéndose de ninguna otra autoridad que aquella de su obra y de su actividad.
De acuerdo a los procedimientos, que serán definidos de acuerdo con los espíritus transdisciplinarios de todos los países, la Carta está abierta a la firma de todo ser humano interesado por las medidas progresivas del orden nacional, internacional y transnacional para la aplicación de sus artículos en la vida.

Convento de Arrábida, 6 de noviembre de 1994

José ANES • André ASTIER • Jeanne BASTIEN • René BERGER • François BIANCHI • Gérard BLUMEN • Lais P. BRANDINI • Jorge BRITO • Jacqueline CAHEN-MOREL • Michel CAMUS • Antonio CASTEL BRANCO • Costin CAZABAN • Laura CERRATO • Oliver COSTA DE BEAUREGARD • Maurice COUQUIAUD • Ubiratan d'AMBROSIO • Manuel DA COSTA LOBO • Adriana DALCIN • Nicola DALLAPORTA • Robert DE BEAUGRANDE • Marc Williams DEBONO • Isabel María DE CARVALHOVIEIRA • Giuseppe DEL RE • Javier DE MESONE • Michele DUCLOS • Gilbert DURAND • Ruth ESCOBAR • María FERNÁNDEZ • Raquel GONÇALVEZ • Georges GUELFAND • Helle HARTVIG DE FREITAS • José HARTVIG DE FREITAS • Eiji HATTORI • Phil HAWES • André JACOB • Roberto JUARROZ • Anthony JUDGE • Jacqueline KELEN • Jacques LAFAIT • Ghislaine LAFAIT-HÉMARD • LIMA DE FREITAS • Salomon MARCUS • Michel MATHIN • Edgar MORIN • Raúl NICOLAU • Domingo MOTTA • Edmond NOCOLAU • Basarab NICOLESCU • Alain ORIOL • Patrick PAUL • Odette PÉTREQUIN • Jean-Marc PHILIPPE • Patricia PROUS-LAABEYRIE • Philippe QUÉAU • Daniel RABY • Michel RANDOM • Lucía SANTAELLA-BRAGA • Elisabeth SAPORITI • Luigi SECCO • Jules SIX • Luis SOUSA RIBEIRO • Dominique TEMPLE • Ana María VIEIRA.

Ars Electronica

https://ars.electronica.art/outofthebox/en/


Transdisciplina

POR:
Frida Isabella Falcón Rodríguez
Alejandra García Luna
Elena Coll Guzmán
Isabel del Cueto Mier
Claudia Emilia González Benítez
Estudios y Gestión de la Cultura (octavo cuatrimestre)
Universidad del Claustro de Sor Juana, febrero 2016

Transdisciplina

1.    Los esfuerzos transdisciplinares se guiarán por una lógica no lineal, a momentos fragmentada y con derivadas, pero siempre con un punto de partida bien definido. Es decir que todas las discusiones partirán de preguntas específicas que guiarán todos los caminos del diálogo.  
2.    La educación transdisciplinar está abierta al flujo, reflujo e influjo de saberes. Concibiendo al conocimiento como un todo, se mantendrá siempre un diálogo entre los participantes del momento transdisciplinar con la intención de incluir cada una de las partes.
3.    Con el propósito de reformular las preguntas cerradas que suelen rodear a cada disciplina, la transdisciplina buscará hacerle preguntas abiertas a los sistemas lógicos cerrados. 
4.    La transdisciplina propicia la singularidad de los individuos, en una búsqueda continua de múltiples formas de hacer, pensar y ser.
5.    La transdisciplina nunca tiende hacia la hiper-especialización, puesto que se busca más de un camino para llegar a las respuestas o conclusiones.
6.    La transdisciplina implica circuitos abiertos con mayores posibilidades de elección, y por lo tanto mayores responsabilidades para el que decide.
7.    En todo esfuerzo transdisciplinar se da un mayor peso al proceso que al resultado.
8.    Toda propuesta será siempre eso, una propuesta. No un resultado final, ni una verdad absoluta, sino una contribución.
9.    En los procesos se procurará no dejar nunca de lado las preguntas pasadas, puesto que no se trata de una relación lineal pregunta-respuesta sino de preguntas abiertas que:               
a)    Generan cadenas de respuestas-conocimientos-nuevas preguntas

b)    Se retoman constantemente

Postulados sobre la práctica transdisciplinar

POR:
Mariana del Arenal
Adriana Paez
Luz del Carmen Ricaño
Vania Rocha
Estudios y Gestión de la Cultura (octavo cuatrimestre)
Universidad del Claustro de Sor Juana, febrero 2016

Postulados sobre la práctica transdisciplinar

1. Reconocer el lugar donde uno está situado (ideológica, filosófica y fácticamente)  para posibilitar el desplazamiento hacia otras ideologías, filosofías y facticidades.
2. No tener miedo de alejarse demasiado del supuesto lugar de origen disciplinar, nunca es demasiado, y mientras más lejos se esté del centro, más vínculos relacionales podrían surgir.
3. Renunciar a la persecusión de objetivos y fines cuantificables, apostando por los procesos y sucesos de los que nuestras ideas y acciones participan.
4. Las preguntas son muy importantes; lo más importante. Nuestros procederes deberán provocar preguntas como: ¿A qué responde? ¿En qué tiempo? ¿Con quiénes y para quiénes? ¿En qué espacio? La pretensión de respuestas, será sólo eso, una pretensión. No obstante, que tales preguntas se generen y reproduzcan otras preguntas, nos dotará de cierta contundencia, porque la duda será latente; ya no la certeza.
5. Ponderamos el diálogo, exhortamos a que exista el diálogo; por ello nos aferramos a no reconocer límites en el lenguaje y las posibilidades comunicativas.
6. La transdisciplina no se entiende dentro de la linealidad y el progreso sino a través del juego y la complementación referencial, imaginativa y creativa; la concordia y la discordia.

7. La crítica y la autocrítica son indispensables para el funcionamiento de la transdisciplina, sin éstas, terminaría por autosabotearse.

Cartilla de la transdisciplina #1 (2016)

POR:
Alaide Oseguera
Bárbara Martínez
María Fernanda Garduño
Martina Spataro
Estudios y Gestión de la Cultura (octavo cuatrimestre)
Universidad del Claustro de Sor Juana, febrero 2016


Visiones de la Transdisciplina


a.       Apertura por parte del sujeto a escuchar nuevos puntos de vista, y a la vez, estar dispuesto a ponerse en duda.
b.      Considerar que el conocimiento se construye trans-históricamente.
c.       No generar expectativas frente al encuentro o trato con la otredad; es decir, que la transdisciplina se ocupa del proceso más que del resultado.
d.      Validar los lugares desde los cuales el sujeto habla y hace para que pueda asumir responsablemente, en cada caso, la forma en la que los habita. En otras palabras, tener siempre presente los juegos inevitables de poder.
e.       No se tienen que llegar a acuerdos. Se parte de una idea de negatividad en donde no se vean neutralizadas las diferencias, sino que, en todo caso, se distingan como parte del proceso en el que se enfoca/enriquezca la transdisciplina.
f.       No hay tolerancia pues hay una apertura frente a la diferencia, y una aceptación a la posibilidad de rechazo o exclusión.
g.       Se manejan límites estables pero negociables. Es decir, que en cada caso, el margen de la dinámica en donde acontece lo disciplinario establece las reglas y conceptos base que guían el proceso, como resultado de la misma. Lo cual permite que en esa atmósfera temporal haya gravedad en los argumentos de manera que el trabajo sea riguroso y no desemboque en un intercambio vacío.
h.      No pretende resolver nada, en todo caso problematizar.
i.        No se tiene un objeto de estudio fijo, ni un espacio y pretensión o meta fijada.

j.        El conjunto de estos puntos es sólo una manera de aproximarse a la transdisciplina que coexiste con muchas otras que se relacionan y cuestionan entre sí, simultáneamente. 
Muy contentos con el Golden Nica para Gilberto Esparza en la categoría de Arte híbrido.
Prix Ars Electronica 2015



Golden Nica para Jeffrey Shaw


ADA: Jeffrey Shaw